En el 2016 tuve la increíble oportunidad viajar a Turquía por la boda de uno de mis amigos más cercanos y fue una de las mejores vacaciones de mi vida. La gente es de lo más amable, la comida es deliciosa y cada lugar es impresionantemente hermoso y accesible. ¿La mejor parte? Conocer este país con locales hizo mi experiencia muchísimo más divertida.

Estambul

No todo lo que dicen es verdad…

Al ser un país musulmán, las personas tienen todo tipo de creencias y suposiciones acerca de Turquía, de su cultura, su gente y la vida en general. Creencias como tenemos todos, acerca de todo.

Para mí, las personas no solamente son demasiado agradables como mencioné antes, pero harán hasta lo imposible por ayudarte en cualquier situación, incluso si nunca te han conocido antes. Te ofrecerán su hogar, su comida y todo lo que tienen para hacer de tu estadía más placentera posible. Nunca he conocido gente que sea tan buena en verdad.

Seguramente hay gente que hace cosas malas también, como las hay en cualquier país de Europa, América Latina o en cualquier lugar.

Los lugares

Tengo que empezar diciendo que además de los lugares que se pueden visitar, la principal razón por la que me encantó este país es por los gatos que se encuentran en cada rincón. Las personas los adoran e incluso los que no tienen humanos, están bien alimentados y bien cuidados por la gente de los alrededores.

Me sentí inspirada por el cuidado y dedicación con que los atienden, incluso existen letreros para alertar a la gente de la presencia de estos felinos. La mejor parte es que son muy dóciles, se dejan acariciar y no hay persona más feliz en el mundo que yo cuando estoy rodeada de gatos.

Centro de Antalya
Puerto de Antalya

Estambul

Esta ciudad está sacada de un cuento de hadas. Está ubicada en Europa y Asia, extendiéndose en los dos lados del Estrecho del Bósforo, entre el Mar Negro y el Mar de Mármara. Un viaje en barco al atardecer junto a las famosas gaviotas de Estambul, entre mezquitas, palacios, torres, edificios y casas frente al mar te llevan a otro mundo. Este fue uno de los mejores momentos de mis vacaciones.

Paseo por el Bósforo
Gaviota en Estambul

La vibrante cultura de esta ciudad es envolvente y con todo lo que ofrece, nunca alcanzarás a hacerlo todo. La Mezquita Azul, Santa Sofía, el Gran Bazar y la Torre Gálata son lugares que no puedes dejar de ver. Hay muchísimos museos, palacios, mezquitas y lugares, que puedes visitar dependiendo de tus intereses.

Torre Galata
Mezquita Azul
Mezquita Azul
Santa Sofía
Gran Bazar
Puerto de Estambul

La vida nocturna en Estambul tiene una merecida fama. Asegúrate de ir a Taksim y Sisli para una noche divertida en cualquiera de sus bares o discotecas, cualquier día de la semana. Hay para todos los gustos y siempre hay gente festejando.

Vista nocturna de Estambul

Capadocia

Esta ciudad fue otro de los highlights de mi viaje. El viaje en globo aerostático y explorar las montañas y cuevas en cuadrón me hizo sentir tan pero tan libre y valiente, que desde entonces no he logrado volver a sentirme igual.

Lo que añadió más emoción a esta experiencia fue dormir dentro de cuevas (¡¡Sí, hay hoteles que están dentro de las montañas!!) y ver toda la ciudad en la noche.

Además en la ciudad hay shows y bufets los fines de semana que definitivamente valen la pena visitar.

Paisaje en Capadocia
Cuevas en Capadocia
Cuevas en Capadocia
Viaje en globo
Vista desde un globo
Puesta de sol

Izmir (Smyrna)

Pensé que después de Estambul y Capadocia ningún lugar podría volver a quitarme el aliento, pero Turquía me continuó sorprendiendo. Izmir, una bella ciudad costera, también tiene mucho que ofrecer y cuenta con muchos lugares cercanos para conocer.

¿Mis tres favoritos? Pamukkale, Efeso y la casa de la Virgen María.

Pamukkale (Castillo de Algodón en turco)

Este lugar es patrimonio mundial de la UNESCO y su principal atractivo son sus aguas termales y terrazas minerales de carbonato con agua rica en calcio. Podría tratar de describir este hermoso lugar, pero una imagen vale más que mil palabras.

Aguas termales

Y si vas a Pamukkale, hay una heladería a la salida que tienes que probar.

Hierápolis (Efeso)

Una antigua ciudad en ruinas que también tiene muchísimos gatos 😀

Dentro de Efeso hay varias atracciones que valen la pena conocer, como el Templo de Apolo, el Teatro, las puertas de Plutonio, entre otras. También hay varias galerías y tumbas para explorar y está muy cerca del Templo de Afrodita, donde vivió esta diosa griega según las leyendas locales.

Coliseo
Ruinas en Efeso
Biblioteca de Celcius
Ruinas en Efeso

La Casa de la Virgen María

Fue descubierta en el siglo XIX y la han convertido en una capilla, a la cuál personas de todo el mundo visitan cada año. Según la historia, en este lugar vivió la madre de Jesús durante sus últimos días antes de su ascensión. Incluso si no eres católico, este lugar tiene una energía que no querrás perderte. Además a la salida, hay una pared dónde puedes dejarle a la Virgen tus más profundos deseos.

Casa de Virgen María

Antalya

Si te encanta la playa, no vas a querer dejar esta costa mediterránea. La fascinante arquitectura de la parte amurallada de la ciudad, el color del agua, sus pintorescos restaurantes y las muchas atracciones turísticas te permitirán descansar y distraerte como en ningún otro lugar.

Aquí podrás conocer a muchos más gatos y si hablas alemán tendrás una gran ventaja, ya que hay debido a la gran cantidad de turistas que reciben de este país la mayoría de letreros están en ese idioma.

Muro de Antalya
Playa de Antalya

Malatya

Siempre tendré un lugar especial en mi corazón para esta ciudad. Aquí es dónde se casaron mis amigos y fue el primer lugar que visité. La ciudad tiene hermosos lugares y un parque dónde puedes hacer picnics al atardecer…

Vista de Malatya
Parque en Malatya

Además, anualmente se celebra el Festival del Albaricoque 😛

La comida vegetariana

Ser vegetariano o vegano en Turquía es muy fácil. Además del cordero y la ternera, lo que más comen son frutas, legumbres y vegetales, por lo que no es difícil disfrutar todas las comidas al mismo tiempo que descubres nuevos sabores. Y como la gente es tan amable, en cualquier restaurante puedes pedir que te preparen un plato vegetariano o vegano si no encuentras nada dentro del menú, aunque la mayoría de lugares tienen opciones que te encantarán.

En un desayuno tradicional, los turcos prefieren pan, huevos, queso, mantequilla, aceitunas, miel, frutas (principalmente sandía), tomates y pepinillos, junto con otros ingredientes como carnes. Como si esto no fuera suficiente, tienen también té chai, un pedacito caliente de cielo que se toma a todo momento. Y a veces se sirve sopa en el desayuno, porque puede ser consumida también durante la mañana.

Para almorzar durante el verano, lo típico es comer vegetales fríos con aceite de oliva. Puedes también ordenar un döner hecho con pan pita, tomate, lechuga y otros vegetales. En invierno, las sopas se consumen frecuentemente y también puedes pedir un plato de arroz con vegetales o legumbres y ensaladas, que la mayoría de veces vienen con Tzatziki (una salsa a base de yogurt).

Para la cena, en la mayoría de hoteles tienen bufets, así que tendrás muchas opciones de donde escoger.

¡Las frutas en Turquía tienen sabores espectaculares y son las mejores del mundo! Y lo digo aunque yo venga de un país en Sudamérica, en dónde casi toda la fruta es muy buena, variada, poco costosa y gracias al clima, está disponible todo el tiempo en cualquier lugar. Me enamoré de todas las frutas…
Ciruelas, albaricoques, sandías, granadas, higos y la lista continúa.

Como el Baklava, todos los postres y dulces son deliciosos. Mi favorito es el Baklava de pistacho, que está endulzado con miel y tiene varias capas de masa filo.

Si lo que buscan son platos específicos que sean tradicionales de Turquía, te dejo los que más me gustaron…

Gözleme: Está hecho de masa filo y relleno de espinaca, queso y perejil. Hay algunas variaciones de este plato pero esta es vegetariana y deliciosa. 

Dolma: Mezcla de hojas de vid, pimientos, tomates, calabazas y berenjenas rellenas de arroz. Como cualquier plato, tiene muchas variaciones por lo que es importante verificar que no tenga carne antes de ordenar.

Menemen: Huevos revueltos con tomate, pimienta, cebolla, ajo y especias.

Para disfrutar verdaderamente de esta experiencia culinaria, mantén abierta la mente para probar nuevos sabores y maravillarte.

En cuanto al costo de todo el viaje, cuando cambias dólares o euros por liras turcas terminarás ganando. Por un viaje de casi tres semanas, con hoteles y actividades desde la mañana a la noche, gasté cerca de $2,300. Este valor incluye todas las compras que hice (que fueron muchísimas) pero adicionalmente tienes que sumar el costo del ticket aéreo desde donde estés.

Espero que consideres viajar a Turquía y experimentar esta cultura, que te dejará sintiendote otra persona.

 

1 COMMENT

  1. Gaby,

    Que articulo! Sigue escribiendo sobre las culturas que la gente no conoce la verdad. Cada dia nos convertimos a unos robots que pensamos que todo lo que dicen las noticias, peliculas, series, es verdad.

    El mundo necesita mas escritores como tu!
    Un abrazo fuerte!

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here