Lo bueno de ser vegetariana/o

frutas

  • Vas a encontrarle un nuevo sentido a la vida

No importa cual será la razón por la que decidiste dejar de comer carne, te va a cambiar. Pasa porque vas a conocer una nueva dimensión de ti como persona que no sabías que estaba ahí, y seguramente te va a gustar. Ser vegetariana/o o vegana/o toma mucha disciplina y fuerza, que vas a encontrar dentro de ti.

Y seguramente será el primer paso para alcanzar otras cosas que quieres. Ya verás.

  • Los beneficios de salud que experimentarás son lo mejor

La mayoría de las veces, esta es la razón por la que las personas deciden cambiar su dieta y ser vegetarianas o veganas. Conoce más haciendo clic aquí.

  • Estarás más enfocada/o y te desempeñarás de mejor manera

Usualmente la comida vegetariana o vegana es más ligera que otros tipos de comida. Es por esto que vas a pasar tu día sin sentirte pesada/o o cansada/o y vas a poner tu energía donde la necesitas.

  • Tu conciencia de lo que te rodea cambia

Cuando te das cuenta de que todos los seres que te rodean son iguales a ti, empiezas a vivir con respeto hacia tu entorno y hacia ti misma/o. Vas a ver lo que antes no veías, puede ser cualquier cosa. Nuevos restaurantes, mercados, amigos, maneras de hacer las cosas, ingredientes, semillas, vegetales y más. Este proceso va a abrir tu mente y siempre buscarás las cosas que no son como todo lo demás.

  • Eventualmente todo se vuelve más fácil

Después de un tiempo, te acostumbras a todo lo que ha cambiado en tu vida. Los viajes a comprar comida estarán llenos de descubrimientos que complementarán el estilo de vida que escogiste. Quizás sean clases de yoga, voluntariado o cualquier actividad que te emocione. La lista es interminable.

Lo no tan bueno…

cookies

  • Vas a estar sola/o a veces

 Muchas de las personas en tu vida no van a entender lo que estás haciendo o por qué los estás haciendo. No importa cuánto quisieras que eso sea diferente.  Ellos pueden simpatizar, quererte como locos y tratar de estar en la misma página que tú, pero nunca comprenderán realmente. Pero eso está bien. Como muchas de las cosas que vale la pena tener en la vida, siempre vas a tener que dejar algo para avanzar a lo siguiente.

No me refiero a que vas a perder a las personas que quieres (a menos que sean amigos solamente por su amor común a la carne, lo que es casi imposible).

Lo que pasa es que vas a extrañar las cosas que hacías antes.

Quizás no vas a ir a la parrillada del domingo o al “all you can eat” de alitas de pollo al que ibas con tus amigos, o incluso puede ser que aun quieras ir a todos esos lugares pero las cosas van a ser diferentes. Tendrás que poner atención a todos los detalles para que no llegue el momento en que no haya nada de comer para ti. Vas a llevar tus propios snacks muchas veces y lo principal es que vas a aprender a vivir con la situación, aunque la gente a tu alrededor no haya cambiado.

Entonces lo que quiero decir no es que te vas a sentir sola/o porque tus relaciones van a cambiar. Lo que vas a desear con todo tu corazón, es a veces tener a alguien que entienda por lo que estás pasando (porque muchas veces vas a necesitar un poquito de fuerza). Y con suerte, vas a encontrar a esa persona en tu círculo de amigos o tu familia.

  •  Casi siempre eres la novedad

Si no te gusta llamar la atención, probablemente vas a odiar esto tanto como yo. En cada reunión con tu familia, amigos o colega, vas a ser el centro de atención por un momento al menos. Las personas te van a preguntar acerca de tu dieta, porque te hiciste vegetariana/o o vegana/o, si comes suficiente proteína, qué comes en verdad, si extrañas comer carne o pollo, si has tenido algún problema de salud, si piensas que los vegetales no tienen sentimientos, si pueden probar tu comida y mil preguntas más.

Por suerte, las conversaciones se disipan eventualmente pero siempre vas a conocer a alguien nuevo que te va a interrogar de nuevo. Recuerda, la decisión de discutir esos temas siempre será tuya.

Y además, todo esto está cambiando. Cada vez somos más y dejamos de resaltar como mosca en leche (de almendra).

  • TIENES QUE aprender a cocinar

 Me encantaría que esto no fuera cierto, que hubiera otra manera, especialmente si no te gusta cocinar. Pero no la hay. A menos de que tengas alguien que te alimente todos los días o tengas muchísimo dinero para comer fuera todos los días (e incluso así te puedes aburrir), tienes que aprender. Puedes aprender las versiones vegetarianas o veganas de tus platos favoritos al menos. Esto te va a ayudar a pasar los días difíciles que tendrás.

Al principio pensé que podría sobrevivir sin aprender a cocinar, pero me duró un año. ¿Qué pasó? Me cansé de comer lo mismo todo el tiempo y vivir a base de papas fritas tampoco me iba a ayudar mucho. Además quería bajar de peso, así que me fui a la nutricionista y me inscribí a un par de clases de cocina.

No necesitas convertirte en un chef profesional pero definitivamente necesitas saber lo básico para no morirte de hambre.

¿La segunda cosa? Si estás planeando en tener hijos y que crezcan como vegetarianos o veganos, además de tus habilidades culinarias vas a necesitar mucha creatividad, que viene de experimentar muchos platos muchas veces, todo el tiempo.

  • A veces no habrá opciones vegetarianas o veganas en los lugares a los que vayas o los ingredientes de tus recetas serán difíciles de conseguir

Definitivamente esto no pasa muy a menudo, a menos de que vivas en una montaña como ermitaña. Lo que sí puede pasar es que te mueras de hambre por un par de horas siendo vegetariana, pero eso te hará más fuerte 😛

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here